Macondo, el paraíso de Mumín y Soledad Rodríguez

 

Si es cierto lo de los 21 gramos que pesa el alma…. ya la de García Márquez debe estar meciendo los recuerdos de millones de personas que leyeron su obra vaya usted a saber en qué idioma.

De la conexión nórdica y mi abuela con Gabriel … trata este post.

Continue reading

Posted in Las buenas ideas | Leave a comment

Las cosas no se terminan cuando se terminan

Ojo que dije cosas…. aunque un par de historias tampoco se han terminado la primera vez que terminaron. En todo caso, estoy acá para hablar de cosas. De personas, histerias e historias será otro post…. así que los desilusionados con el tema pueden retirarse… los que se queden conmigo soltarán una que otra sonrisa dándome la razón…. bienvenidos! Continue reading

Posted in Las cosas | Leave a comment

Oda al beso indirecto

Para que hagan causa común, tendré que comenzar la historia en diciembre del año pasado, cuando junto a mi novio, hicimos una de las acciones más placenteras que compartimos: encargar libros en Amazon.

Luego de varios meses compilando una lista con información proveniente de medios escritos, radiales, digitales y por testimonio personal, había elegido mis 10 libros con más estrellitas.

La magia de Amazon los presentaba uno a uno, con portadas miniaturas que luego de un par de clics ofrecía un primer panorama encantador. De las sorpresas que traen los libros gordos trata este post… Continue reading

Posted in Las buenas ideas | Leave a comment

De matrimonios, muertos y platillos de gitanos

Me encanta que la gente se case…. es tan poco el tiempo que pasamos acá…. que hacerlo acompañado de alguien a quien contarle todo lo bueno y lo malo que nos pasa… es una gracia… por eso el chiste del náufrago en la isla con Nicole Kidman es tan bueno…., pero ese es otro post…

Este se trata del susto a encontrar el busto de mi abuelo en un platillo de batería…

Y si…. mi madre me contó que mi abuelo Jan era uno de los pastores luteranos más reconocidos del antiguo Imperio Austro Húngaro… en una zona que actualmente está en Eslovaquia y se llama Komarno… de ahí se movieron varias veces hasta que en Jelsava, un pueblo de cuentos se estableció por un tiempo.

Esa fue la Iglesia que yo conocí, con un órgano maravilloso y flores talladas en los balcones, ni una sola imagen truculenta ni Cristo ensangrentado.

Al fondo había un patio precioso con colmenas que ya no atendía nadie, luego que mi abuelo muriera, no sin antes encontrar a mi papá muy buen partido!

Lo querían tanto que uno de los mejores escultores en bronce de la zona, le hizo un busto en su tumba:

Pues bien…. no se cuando fue que mamá me contó que el busto había desaparecido… que se lo habían robado los gitanos para fabricar ollas o platillos de batería….

De ahí en adelante desconfío de cada Zildjian que veo…. me imagino a los gitanos húngaros traficando bronce hasta llegar a las fábricas de Estambul o las de Canadá o Massachusetts, los tres centros desde donde han rodado los mejores platillos de la tierra… y mi abuelo derretido entremedio…

Por eso cuando le pregunté a un amigo baterista porqué había preferido no intercambiarse anillos… temí con la respuesta: la novia había preferido un Ipad…. y él un platillo Zildjian….

No puede ser….!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

 

 

 

Posted in La gente | Leave a comment

Ya llega la Mujer Galáctica…

Las preguntas más extrañas que me han hecho en mi vida son las siguientes…

-          Has visto las noticias….?

-          Mmm, francamente no, dejé de ver noticiarios porque quedaba muy perturbada..

-          Mmm, te contaré que el mundo está mal…

-          Mmm, eso he sabido…

-          Mmm, y no piensas hacer nada al respecto…?

Sobre lo que se me ocurrió hacer trata este post… Continue reading

Posted in El arte, Las buenas ideas | 21 Comments

Miami, septiembre 2012 ( historia con happy ending)

 

Las vueltas de la vida me pusieron un carry on en la mano y un excelente amigo en el aeropuerto de Miami a finales de septiembre.

En mi carry on llevaba regalos con 25 años o más de cariños en espera de delivery… De lo que pensaba antes de llegar y del destino de mi carry on trata este post…

Continue reading

Posted in La gente | 13 Comments

La trampa del conocimiento y los sonidos que nos perdemos

 

Nuestra área de comodidad musical comienza a formarse en la adolescencia…. Como no a todos les llega a la misma edad, es difícil poner un número específico… pero se trata de esa época maravillosa donde dejamos de escuchar a nuestros padres como portadores de la verdad y comenzamos a escudriñar entre las letras de las canciones una vida paralela. Pueden llegar desde la pieza del hermano mayor, el primo o el líder del curso, o simplemente descubrir por azar que “alguien”  está contando nuestra historia en la radio del auto.

Continue reading

Posted in La gente | Leave a comment

Amores inconfesables… a ritmo de son.

Cuando mi gran amiga Patricia Collyer me contó que estaba comenzando a investigar el comportamiento de la infidelidad en Chile, lo primero que me vino a la cabeza fue la frase cantada por Compay Segundo… qué difícil vivir una vida de fidelidad….esperando el recuerdo de aquello… que no ha de volver…

Sobre la infidelidad en la música trata este post.

Continue reading

Posted in Las buenas ideas | Leave a comment

Mis doctores House… requiem por una serie…

Era un hecho de la causa que se habían terminado las enfermedades rebuscadas y explotadas todas las miserias humanas: relaciones entre hermanos que no lo sabían, chicas que se ponen lentes de contacto para seducir a millonarios con corazón de mantequilla. Dr. House llegaría a su fin y yo no estaba dispuesta a pasar por eso.

Sobre mi encuentro cercano del tipo 18, trata este post…

Continue reading

Posted in La gente | Leave a comment

El segundo hombre de tu vida

 

Cuando vi en el facebook de la periodista Rita Cox, que después de conocer al hombre de tu vida, tenías que conocer al peluquero de tu vida… y que ella lo había encontrado, no pude menos que rogarle que pasara el dato.

Continue reading

Posted in Las buenas ideas | 3 Comments